Psicología de las redes sociales, 3 comportamientos que debemos aprender

Psicología de las redes sociales

Como bien sabemos, somos seres sociales por naturaleza, ese ha sido el gran aporte de la psicología, que se encarga de estudiar las conductas, los procesos de pensamiento y el comportamiento de los seres humanos, entre otras muchas cuestiones.

 

Con la llegada de esta nueva era en la que, las redes sociales están a la orden del día, la manera de relacionarnos se ha modificado significativamente.

 

Aquí te contamos 3 comportamientos aplicados a la psicología de las redes sociales que podrán ayudarte a tener éxito entre tu audiencia.

 

 

1.    Psicología para confiar

 

Así es, de la confianza depende el resultado de cualquier interacción que establezcas en redes sociales.

 

Cuando la confianza prima en una marca, un servicio o simplemente en alguien que ejerce influencia positiva, los resultados saltarán a la vista y de seguro el llamado a la acción surtirá el efecto esperado.

 

Por eso la psicología juega un papel fundamental en lo que significa “sentirse bien” y si logras brindar bienestar, tranquilidad y por supuesto “confianza”, estarás conectándote con las ideas de quienes te siguen.

 

No hay nada que impacte mejor a tu marca que el hecho de contar con clientes satisfechos que puedan mostrar mediante sus comentarios a otros clientes, que eres la mejor opción.

 

Seguramente sacarás el máximo partido del marketing con las herramientas adecuadas en tus redes sociales y que eso se traduzca en clientes felices y confiados en lo que ofreces.

 

 

2.    Estar de malas todo el tiempo influye en tu psicología

 

Está comprobado que las personas tóxicas y negativas están a la orden del día y por la vida andan intentando contagiar a medio mundo con su mala entraña.

 

Así mismo, compañías que no apuestan por una estrategia de redes sociales en donde se compartan cosas positivas y se resalten los valores de la marca se equiparan a estas personas tóxicas.

 

Fijarte más en lo malo de tu competencia o resaltar los puntos negativos y las carencias de los demás solo hará quedar mal a tu marca.

 

Intenta compartir en tus redes cosas positivas, el valor agregado de tu producto o servicio, sus beneficios, los buenos momentos que pasa el equipo de trabajo, lo que podría llegar a ser o tener tu cliente si le apuesta a lo que tú ofreces.

 

La gente se sentirá tentada a compartir tu contenido, por sano, por divertido y por alegre, al fin y al cabo, para tragedias puedes poner las noticias, las redes sociales tienen otra cosa que brindar y la psicología de estas debe ir en vía de lo positivo y de lo que genere empatía, no lo olvides.

 

 

3.    No es pecado querer ser mejores y la psicología lo aprueba

 

¿Qué hay de malo con las experiencias personalizadas, con querer sentirnos únicos y especiales? Las personas desde siempre han querido ser aceptadas, pertenecer a un grupo social, sentirse parte de algo y eso lo han entendido muy bien las redes sociales.

 

Inicialmente las redes eran una mezcla de todo, se podía decir cualquier cosa, pero a medida que se ha ido avanzando en las estrategias de marketing y en la importancia que estas tienen para las compañías, las redes sociales se han convertido en un lugar mejor.

 

Muchos de los que allí estamos, las concebimos como un mundo con propósito. Así, vas a encontrar posibilidades de estudiar gratuitamente, obtener excelentes productos a precios inimaginables, comprar desde la comodidad de tu casa y todo esto lo ha ido impulsando el mundo de las redes sociales para difundir contenido de calidad que permita encontrar oportunidades que mejoren vidas de muchas formas.

 

Que las personas se sientan identificadas con tu marca no es fortuito, el excelente dominio de la psicología de las redes sociales ha hecho que ofrezcas algo genuino, con lo que la gente se sienta verdaderamente identificada.

 

Cuéntanos si realmente creas y compartes contenido pensado inteligentemente para tu audiencia y qué tipo de estrategias utilizas más para llegar a ellas. Recuerda las tres claves: confianza, ser positivos y agregar valor a la vida de las personas a través de tu marca.

 

¡Gracias por leernos!

Pin It on Pinterest