fbpx

Emprender en tiempos de pandemia

Emprendimiento

Al finalizar el 2019, escuchamos sobre un nuevo virus que estaba afectando a China, pero en cuestión de semanas, este comenzó a expandirse por el mundo y se encendieron las alarmas.  Las ciudades más grandes tuvieron que decretar cuarentenas para evitar la propagación debido a la alta facilidad de contagio y al peligro que representaba, sobre todo, para personas mayores y/o con bajas defensas (o al menos eso era lo que se pensaba).

 

Por supuesto, Colombia no fue la excepción; a mediados de marzo se detectaron los primeros casos de un virus letal que afectaba las vías respiratorias y que se propagaba a través de gotículas generadas cuando una persona tosía, estornudaba o espiraba, pero no había mayor información que pudiera poner en contexto de qué estábamos hablando y cuan fuerte podía llegar a ser para los colombianos, no solo refiriéndonos al sistema de salud, la economía también pasaría factura, total que, para finales de marzo, el Gobierno decretó cuarentena nacional.

 

¿Qué significaba?, miles de establecimientos comerciales, empresas, colegios, universidades y entidades de todos los sectores tuvieron que cerrar sus puertas temporalmente, suspendiendo sus actividades para dar prioridad a la protección de la salud. Pero esa temporalidad se extendió más de lo esperado; pasaron 5 meses antes de retomar parcialmente las actividades de todo tipo; sí, ¡5 meses! Tuvimos una de las cuarentenas más largas del mundo.

 

Fue una temporada en la que cientos de familias vieron reducidos sus ingresos, pero seguían corriendo los arriendos, las deudas, los gastos de manutención y la alimentación no daba espera. Muchas personas tuvieron que aceptar obligadas unas vacaciones no remuneradas, suspensión de contratos y hasta despidos. En mayo de 2020, el DANE reveló que la tasa de desempleo fue del 21,4% en el país y del 24,5% en ciudades y áreas metropolitanas; tuvo un incremento de 10,9% y 13,3% frente a mayo del 2019, y eso que solo llevábamos poco más de 2 meses encerrados.

 

Esto por no hablar de los miles de personas que subsisten del día a día en Colombia. Según cifras de la misma entidad, más del 40% de los colombianos vive de la informalidad laboral; es decir, casi la mitad del país tuvo que irse a casa sin tener ningún tipo de respaldo económico.

 

Y el panorama para los comerciantes formales no fue mejor pues muchos de ellos tuvieron que mantener sus negocios cerrados, mientras en la lista seguían avanzando las deudas financieras, los impuestos, los arriendos, servicios públicos, y otros gastos extra propios del negocio. La Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), reveló que más de 80 mil negocios formales de diferentes sectores, cerraron sus puertas definitivamente por cuenta de la pandemia.

 

Sin embargo, no todos vieron el vaso medio vacío, y como dicen por ahí “las crisis representan oportunidades para el que sabe identificarlas”. Esta crisis económica en la que se sumergió el país, llevó a varias personas a buscar nuevas formas de subsistir y sí, en muchos casos, emprender fue la clave.

 

 

Algunos casos que podrían inspirarte

 

Escappy Travel

 

El turismo fue uno de los sectores más afectados por la cuarentena. Sin embargo, esta plataforma colombiana que ofrece a sus usuarios “viajes sorpresa” personalizados con base en los intereses del viajero, no se “durmió en los laureles”. Desde que inició este cierre, su fundador y socios buscaron estrategias que les permitieran seguirse moviendo, aunque todo el sector estuviera paralizado.

 

Desde finales de abril, del 2020, decidieron apostarle a algo llamado turismo virtual, crearon planes en línea que le permitían a las personas recorrer las calles y conocer las culturas de diferentes ciudades dentro y fuera del país sin salir de casa.

 

Lo mejor, a través de realidad virtual, ofrecieron experiencias de inmersión como práctica de deportes extremos, buceo, natación y otros. Hicieron llegar a la puerta de la casa de sus clientes las gafas de realidad virtual, con más de 200 experiencias por descubrir.

 

 

Discoteca en tiempos de pandemia

 

Un Dj, un animador, bailarinas y cerca de 500 asistentes, en una gran rumba ¿Podrías imaginarte este escenario en plena pandemia?, pues, aunque suene absurdo, Sebastián Gonzáles lo hizo posible, y es talento colombiano. Durante 10 años ha trabajado en el sector del entretenimiento en Bogotá y es socio de un grupo empresarial al que pertenecen varias discotecas de la ciudad.

 

Para los bares y discotecas, el panorama fue bastante oscuro, pues cuando gradualmente comenzaba a reactivarse la actividad comercial en varios sectores, estos negocios no veían cerca su reapertura y pasaban al final de la lista de los que iban retomando. Así que, a finales de marzo del 2020, Gonzáles decidió crear sus propias rumbas por Zoom. Llegaron a conectarse hasta 500 personas que podían interactuar entre sí y hacer nuevos amigos. Cuando inició, el ingreso era gratuito, pero al ver su éxito comenzó a cobrar una tarifa de $10.000 por persona.

 

Gracias al voz a voz y la publicidad en Facebook e Instagram, las fiestas han llegado a norteamericanos y alemanes, y algunas marcas de licores comenzaron a buscar alianzas para aumentar sus ventas a través de estos eventos.

 

 

Frutas y verduras “La trocha”

 

Por supuesto, no podíamos dejar de mencionar en esta entrada un negocio tradicional, de barrio. “La Trocha” comercializa alimentos orgánicos producidos por artesanos locales. Era la típica tienda que abría sus puertas de lunes a sábado y cuyos principales clientes eran los vecinos del sector.

 

Cuando tuvo que cerrar, su propietaria decidió seguir funcionando de puertas para adentro; hacía domicilios en su zona y entregas a los clientes que pudieran pasar a recoger su producto, a puerta cerrada.

 

Solo estaba 3 días de la semana en la tienda, preparando las entregas, los demás días, se iba hasta las fincas a recoger los productos para tenerlos listos. Contrató un servicio de bici-mensajería, y vio como una oportunidad el hecho de que las grandes cadenas de supermercados presentaran retrasos e incumplimientos en sus entregas.

 

En poco tiempo, su servicio comenzó a extenderse y sus clientes a aumentar, contrató nuevo personal de apoyo y le abrió las puertas a las redes sociales, que fueron claves en el proceso de transformación; gracias a estas, cada día llegaban nuevas personas que buscaban la forma de apoyar a los campesinos directamente y de mejorar además sus hábitos alimenticios.

 

 

¿Sorprendidos? Como ya lo mencionamos, son muchos los negocios que se fueron a pique a causa de esta crisis, pero también hubo quienes buscaron la forma de darle la vuelta a la situación, adaptarse al cambio y transformarse. Fenalco reveló que solo el 15% de los empresarios se adaptaron a esta nueva realidad y transformaron sus servicios y actividades y durante la pandemia cerca de 200 emprendimientos abrieron sus puertas, encontrando en la crisis, una oportunidad.

Aquí algunas recomendaciones para emprender y no morir en el intento

 

Capacítate, convéncete de que podrás hacerlo

El primer paso que debes dar para emprender cualquier tipo de negocio es creer ti; conocerte, identificar tus habilidades para poder explotarlas y tener el convencimiento de que serás capaz de ejecutar con éxito la idea que te propusiste.

El sector en el que vas a emprender debe ser de tu dominio, y procura tener la mayor autonomía posible, evitando depender de terceros para ejecutar el trabajo. Con esto no te decimos que te desgastes haciendo absolutamente todo tú solo, pero en tiempos de crisis y a iniciar, entre menos gastos tengas, mucho mejor.

Infórmate

Cuando tengas definido el sector en el que vas a incursionar, estúdialo muy bien. Analiza la competencia, compara precios, lee las opiniones, recomendaciones y requerimientos de usuarios.

Para María del Pilar Sepúlveda, profesora del Departamento de Innovación y Emprendimiento de la Escuela Internacional de Ciencias Económicas y Administrativas, señala: “entender y conocer el contexto, informarse de las mejores prácticas, estar al tanto de las tendencias, investigar el entorno, la industria y la competencia, entre otros caminos, conforman una de las principales formas de ver una oportunidad en medio de la crisis”.

Analiza tu idea

Emprender no puede ser únicamente la respuesta a una necesidad económica, que se ejecuta a partir de las emociones. Hay que “pensarlo con cabeza fría”. La empresaria digital e inversionista Andrea Arnau aseguró en una entrevista con la Revista Dinero que “este es un momento espectacular para emprender e iniciar negocios porque estamos estrenando problemas, los emprendedores son los llamados a resolver problemas de manera muy ágil, están mejor preparados que cualquiera para eso”

Entonces, ¿cuál es la razón de ser de tu negocio? ¿cuál es la necesidad que identificaste en las personas para proyectar tu idea? ¿esa necesidad está vigente?

 Proyéctate

No pongas en marcha tu emprendimiento, como una forma de dar una solución temporal a una crisis económica, inícialo con la certeza y confianza de que será una idea próspera, con crecimiento y proyecciones. Trázate metas a corto, mediano y largo plazo, haz seguimientos, mediciones, compara resultados, actualiza y transforma tu negocio de acuerdo a la necesidad del mercado. Todo está en constante evolución, no te quedes atrás.

 

Sí o sí, necesitas decirle “hola” a la tecnología

Si algo nos enseñó esta nueva normalidad, es el poder que tienen los medios digitales; nos hizo ver la necesidad de transformar los modelos de negocio e incursionar en el ámbito de la tecnología. ¿Notaste que los tres ejemplos mencionados antes, lograron emerger de la crisis gracias a la ayuda de herramientas tecnológicas?

Hoy en día, tenemos todas estas herramientas al alcance de nuestra mano; pautar en redes sociales, por ejemplo, puede ser mucho más económico que hacerlo en los medios de comunicación tradicionales, y, además, puedes elegir a qué personas llegar, cómo hacerlo, hacer seguimiento de tus clientes, entre muchas otras ventajas. Según la escuela de negocios The Power MBA, actualizar los conocimientos en marketing digital, es una de las claves para tener un emprendimiento exitoso de cara a la nueva normalidad.

 

Evalúa

La mejor y quizá la única forma de saber si un proyecto está dando resultados es midiendo. Según Arnau “un negocio sostenible en el tiempo es aquel que está tomando la temperatura a su cliente constantemente, que entienda si está resolviendo mejor que la competencia, que entienda que vivimos en un mundo que cambia constantemente por cosas que muchas veces no podemos controlar y que eso puede que cambie a nuestro cliente”.

Identifica a tus clientes, hazles seguimiento, evalúa sus necesidades, orienta tu producto al público correcto. Crea un modelo de participación en el que tu cliente pueda evaluarte y ¿por qué no?, decirte cómo mejorar. A partir de esa observación, debes analizar, ajustar y renovar tus productos o servicios, en la medida en que el cliente lo requiera. Esa es la mejor forma de mantenerse en pie.

 

 

Deja a un lado los temores, si tienes una buena idea de negocio, ¡adelante! ejecútala, arriésgate. Vivimos en un país con una economía en decadencia, con una inestabilidad laboral cada vez más marcada, un desempleo en alza y pocas ofertas laborales de calidad. Así que, capacítate, asesórate y pasa de la idea a la acción.

¿Con base en todo lo que te contamos en esta entrada de blog, qué tipo de negocio consideras que podría darte los resultados que deseas al emprender? Cuéntanos.

Pin It on Pinterest