fbpx

El teletrabajo llegó para quedarse

Lejos estábamos de pensar, o al menos eso creíamos, que el teletrabajo se iba a convertir en nuestra nueva normalidad, y todo debido a una pandemia. Ninguna experiencia previa frente al tema teletrabajo pudiera habernos ayudado a enfrentar lo que se venía, duro golpe para todos.

Sin embargo, y es lo admirable de cada ser humano, la resiliencia, la resolución de problemas y el ver salidas creativas donde se cree que todo está perdido, son características que nos ayudaron a entender que el teletrabajo llegó para quedarse y que una nueva forma de trabajar más autónoma y más flexible se está convirtiendo de a poco en esa nueva normalidad que está en boca de todo el mundo.

Hoy te vamos a contar por qué el teletrabajo se está convirtiendo en todo un estilo de vida y cómo se puede ser productivo desde casa sin perder el norte de lo que representa esa delgada línea entre nuestra vida personal, familiar y profesional.

 

 

El trabajo desde el hogar ha sido un desafío

 

Sí, lo dijimos al inicio de esta entrada de blog, ninguna empresa estaba preparada para tener que enviar a sus colaboradores a casa y empezar a “patinar” con tal de aprender rápidamente las dinámicas que esta nueva forma de trabajar exigía.

 

Romper paradigmas ha sido una de las cosas más difíciles para algunos directivos que todavía creen que ver al trabajador en su puesto de trabajo sentado ocho horas es sinónimo de productividad.

 

Algunos piensan que, si no se está bajo la mirada atenta e inquisidora del jefe, el empleado no va a cumplir con lo que se le asigna, pero la verdad es otra y el teletrabajo demostró que los acuerdos tácitos en materia de confianza y productividad marcaron la pauta. Como en las relaciones sentimentales, había que aprender a soltar.

 

 

La delgada línea entre la vida laboral y la vida privada

 

¿Cómo íbamos a hacer con estas dos cuestiones vitales en la vida del ser humano?, sencillo, probar, “echarnos al agua” como dicen coloquialmente.

 

Y ¿qué se encontró mediante este ensayo-error?, que sí se podía, pero, y siempre hay un odioso “pero” rondando, nos costó tiempo y un sobreesfuerzo desmedido.

 

Las mujeres terminaban agobiadas, y es que no solo los adultos tuvimos que confinarnos, los niños pasaron de estar en sus colegios a estar bajo la mirada atenta de sus padres, entonces el reto era doble, tener que dar resultados profesionalmente hablando y cuidar de nuestros hijos ya que el aislamiento no permitía enviarlos al colegio.

 

 

 ¿Cómo se vuelve una alternativa el teletrabajo?

 

El teletrabajo en realidad no es un concepto nuevo, existe hace más de 50 años y todo se dio debido a una crisis petrolera.

 

Pero definamos lo que es, al menos para nuestros días, el teletrabajo es una forma de trabajar en un lugar diferente al habitual, es decir, la oficina. Se lleva a cabo gracias a la introducción de las nuevas tecnologías y las comunicaciones, de hecho, sin que este fenómeno hubiera estallado, no conoceríamos el teletrabajo como lo conocemos hoy.

 

Y ¿cuál es su mayor bondad?, precisamente la facilidad con que podemos conciliar la vida personal con la vida laboral, sencillo.

 

 

¿Existen modalidades de teletrabajo?, sí

 

El teletrabajo también se divide en modalidades que cada quien interpretara según su oficio como la más conveniente, así, encontramos que el teletrabajo se divide en:

 

 

Teletrabajo domiciliario

 

Es aquel que haces desde casa, necesitas buena conexión a internet y a una computadora para cumplir y dar resultados bajo esta modalidad.

 

Tal vez en este momento de nuestras vidas, todos estamos optando por esta forma de teletrabajar, ya que la pandemia nos obliga a estar aislados, por tal razón, podría verse como la única alternativa segura.

 

 

Teletrabajo itinerante

 

Es aquel que llevan a cabo muchos gerentes comerciales y personas que requieren por la labor que ejercen viajar mucho.

 

Recordemos que el concepto de teletrabajo es todo aquel que se lleve a cabo fuera del sitio de operaciones establecido por la compañía, es decir la oficina.

 

 

Teletrabajo en espacios de coworking

 

Muy de moda se puso antes de pandemia y en realidad fue un concepto que empezó a expandirse con mucha fuerza y que dio resultados a muchas compañías que estaban empezando y que no querían gastar grandes sumas en infraestructura, servicios y pagos de administración.

 

El coworking pintaba como una súper alternativa para trabajar sin tener que sacar del bolsillo para todas estas cuestiones y tal vez, después de pandemia, siga dando resultado, así que, no perdamos de vista esta modalidad de teletrabajo.

 

 

¿Qué ha impulsado el teletrabajo?

 

Sobra decir que la pandemia lo catapultó como la mejor vía para seguir siendo productivos desde casa, pero la verdad es que esto no sería posible sin los avances tecnológicos con los que contamos en la actualidad.

 

Así, vemos que este avance tecnológico, las redes 4g y 5g e internet veloz y estable en los hogares, permiten que hoy, esto que parecía una utopía sea una realidad.

 

 

¿Cómo se comunican las personas?

 

El teletrabajo dista de ser solo un listado de tareas para hacer desde casa, el entorno se mueve alrededor de las videollamadas, videoconferencias, reuniones virtuales y entornos cloud, todo con el fin de seguir haciendo lo más dinámico y parecido posible el hecho de sentirse “en el trabajo”.

 

 

¿Y qué beneficios ha traído el teletrabajo?

 

Muchos, desde el punto de vista del bienestar y la calidad de vida hay que decirlo:

 

Las empresas ahorran en infraestructura

 

Ya lo habíamos mencionado líneas arriba y sí, las empresas han visto un ahorro significativo en su infraestructura gracias al hecho de tener a sus colaboradores trabajando desde casa.

 

Algunas empresas han modificado las nóminas de los trabajadores para incluirles una especie de “subsidio” por gastos de energía e internet ya que son dos servicios vitales para llevar a cabo las tareas de la oficina en casa y lo han catalogado como “auxilio de conectividad”.

 

Sin embargo, aún hay mucho por hacer para regular este tema y permitir que empleador y empleado se vean beneficiados de esta nueva figura de “trabajo en casa”.

 

 

Felicidad y bienestar para el trabajador

 

Podría sonar utópico y un poco romántica la idea, pero la verdad es que muchos trabajadores han dicho sentirse mucho más felices trabajando desde casa, compartiendo tiempo en familia entre las labores de oficina.

 

Según el portal teletrabajo.gov, “quienes trabajan de forma remota calificaron su satisfacción de trabajo con un 8.1en escala de 1 a 10, y el 91% de los encuestados dijo que también se sienten mucho más productivos cuando trabajan desde casa.

 

Un estudio de la Universidad de Harvard concluyó que la experiencia de trabajar desde casa es positiva, tanto para el empleado como para la empresa. En este estudio se evaluaron casos específicos de la compañía Yahoo, que hizo la prueba contraria: después de tenerlos trabajando remotamente los retornaron a las oficinas y su productividad, nivel de concentración y asertividad disminuyó notablemente. Algunas de las conclusiones del estudio demuestran que el teletrabajo mejora el rendimiento laboral y aumenta la felicidad de los empleados, lo que tiene consecuencias positivas no solo en las empresas y hogares, sino también en el medio ambiente.

 

 

Consejos para que teletrabajar sea todo un éxito

 

Por obvias razones, estamos todos aprendiendo sobre la marcha, pero los mismos trabajadores de empresas como Bancolombia, Bayer y Google, han coincidido en que estas 4 cosas son “grosso modo”, la mejor manera de teletrabajar exitosamente, veamos:

 

Planifica tu día

 

Si antes de pandemia llevabas tu agenda y sabias exactamente qué pendientes tenías, ¿por qué dejar de hacerlo ahora?, precisamente es cuando más vas a necesitar de la planificación para llevar a cabo tu trabajo e incluir en ese mismo horario laboral una que otra tarea del hogar.

 

Cumple metas y divide las tareas por horas

 

Puede llegar a parecerte estresante el hecho de ver mil pendientes y que aparte de ello tengas que estar pendiente de algunas cosas de tu casa, para que no te agobies, ayúdate con la planificación que te mencionamos en el punto anterior y, además, divide tus tareas por horas.

 

El hecho de dividir tus tareas por horas se convierte en un ejercicio sano que te ayudará a estar en todo e ir avanzando. En ocasiones, nos concentramos demasiado en una sola cosa y cuando nos damos cuenta ¡boom!, algo que era supremamente urgente y que no daba espera, se queda represado en la bandeja.

 

Un buen método para establecer tu trabajo por horas puede ser la técnica Pomodoro, es sencilla, se trata de llevar a cabo una tarea temporizador en mano y darle exactamente el tiempo que necesites o consideres justo para avanzar en ella, (aunque Frances Cirillo, quien inventó la técnica, descubrió que el tiempo óptimo de productividad y concentración era de 25 minutos), una vez terminado este tiempo, tomas un pequeño descanso y te vas a otra labor, no vuelves a la misma.

 

Nada de trabajar en la noche o a la madrugada

 

Aunque pareciera que es el momento ideal ya que hay paz y mucho silencio, el ser humano no es un animal nocturno y está comprobado. Si quieres seguir haciendo las cosas bien, trata de entregarte a tus labores del mismo modo en que cumplías con tu horario de oficina.

 

Si entrabas a las 8 de la mañana, pues las 8 sigue siendo tu horario de arranque. Por mucho que te sientas tentado a trabajar a altas horas de la noche o a la madrugada debes saber que, nuestro reloj biológico está diseñado para que durante el día podamos llevar a cabo nuestras tareas, de lo contrario, hubieras nacido murciélago.

 

No trabajes en pijama

 

Y esto también le envía un mensaje claro a tu cerebro si quieres sacarte la pereza de encima y empezar a ser productivo.

 

No hay nada más poderoso, encargado de enviar una señal de “cerebro en off”, que ponerte a trabajar en pijama, probablemente no te llamen, ni siquiera te requieran para reuniones con ejecutivos, pero es un favor que te haces a ti mismo al decirle a tu máquina (cerebro) que estás activo y presto para el trabajo y eso él lo entenderá inmediatamente te saques la pijama y te pongas prendas cómodas para trabajar.

 

Los mitos del teletrabajo

 

Ya que hicimos una lista de consejos útiles para que tu jornada rinda y sea productiva bajo la modalidad teletrabajo, queremos derribar algunos mitos que se han venido agrandando como bola de nieve y es que, tú eres el que debe encargarse de que estos no se cumplan, te los enseñamos:

 

  • No puedes desconectarte nunca: mentira, mientras seas juicioso y planifiques tus tareas esto no tiene por qué convertirse en un problema, establece límites, es todo.
  • Teletrabajar te hace menos productivo: no es cierto, las personas están aprendiendo a concentrarse y a adquirir más capacidad de atención sin que tengan un jefe vigilante exigiendo resultados, eres un adulto, sabes lo que tienes que hacer, solo procede.
  • Teletrabajar te vuelve menos cuidadoso de tus hábitos y de tu dieta: ten cuidado con esto, es que, todo depende de ti; haz un alto si te sientes abrumado con lo que está sucediendo ahora mismo en tu vida, pero no permitas que tus asuntos laborales y personales se mezclen, deberías intentar sacar tiempo para todo, los seres humanos tenemos capacidades extraordinarias para aprender y desaprender.
  • El teletrabajador es más indisciplinado: nada más alejado de la verdad, por el contrario, el hecho de que ahora estemos en un escenario en donde no se nos vigila permanentemente, ha hecho que seamos mucho más autodisciplinados. Recuerda lo que decía el gran Henry Ford, “Calidad es hacer las cosas bien incluso cuando nadie te está mirando”.

 

Para concluir nuestra entrada de blog sobre teletrabajo, ten en cuenta que es una extraordinaria oportunidad para mostrar autonomía e independencia, dos factores fundamentales en las personas exitosas y te está te está dando la opción de tumbar cualquier tipo de barrera que te impida ser productivo en espacios donde te estás sintiendo verdaderamente cómodo y donde estás aprendiendo el verdadero valor del recurso más preciado por estos días, el tiempo y también te estás sintiendo rodeado del cariño de los tuyos, lo que trae bienestar y felicidad.

 

Cuéntanos cómo estás llevando tu proceso de teletrabajo y si te ha gustado más que desplazarte a diario hasta tu oficina, puede que tengas una opinión diferente al respecto y nos encantaría leerte.

Tags:

Pin It on Pinterest