Cómo crear una estrategia de redes sociales en 7 pasos

Redes Sociales

 

Las redes sociales se han convertido en una gran herramienta para promocionarse, interactuar y vender. Una marca que no esté en estos canales, claramente está desaprovechando la oportunidad de acercarse y llegarle a nuevos clientes o prospectos.

 

Hoy en día, si no estás en redes sociales, no existes. Esto no significa que debamos crear una cuenta en todas y cada una de las redes que conocemos y que han tomado fuerza en el mercado digital; es muy importante que, con base en tu objetivo de negocio, definas cuáles son los mejores canales para crear tus cuentas e interactuar con tu comunidad.

 

Las marcas necesitan tener un panorama claro de hacia dónde quieren llegar con las redes sociales y definir objetivos y tácticas que garanticen éxito a nivel digital.

 

En un mundo donde el comercio electrónico alcanza los 4,5 billones USD en ventas, es primordial que las marcas piensen y decidan invertir más en su presencia digital y en abrir canales de venta en la web y en las redes sociales.

 

Por eso, en esta entrada de blog queremos contarte cuáles son esos 7 pasos que te ayudarán a crear una estrategia digital exitosa, con la que puedas conseguir potenciales clientes y todo el engagement que necesitas para que te destaques de tu competencia.

1.      Analiza y compara

 

En este primer punto es determinante analizar el comportamiento actual de tus canales en redes sociales, de tus seguidores y de tu competencia.

 

El análisis de campañas y estrategias previas, será un punto de partida para comenzar a plantear tu propia estrategia.

 

Tu audiencia juega un papel fundamental; es necesario estudiarla, conocer sus opiniones frente a tu marca y determinar qué tipo de contenido capta su atención. Así mismo, conociendo las acciones de la competencia, podemos determinar buenas y malas prácticas y tomarlo como base en la elaboración de nuestro plan de contenidos.

 

Es elemental realizar este conjunto de acciones, antes de tomar cualquier decisión frente a la ejecución de una nueva estrategia en social media; identificando estos aspectos será más fácil crear las tácticas para llegar exitosamente a nuestro público objetivo.

2.      Define tus objetivos

 

Como en todo proyecto, lo primero que necesitas es establecer un objetivo.  Debes tener un muy claro hacia dónde vas y qué quieres lograr específicamente en redes sociales. Para determinarlo, por supuesto, hay que partir del objetivo de marca de tu negocio, con el fin de crear una estrategia alineada y que todas las áreas de tu empresa estén “hablando el mismo idioma”.

 

El objetivo de las redes sociales debe estar encaminado hacia la comunicación, mercadeo y publicidad de la empresa: interacción con usuarios, atención a clientes, posicionamiento de marca, aumento de comunidad y captación de posibles de clientes.

 

Estos deben ser medibles porque a partir de esta medición podrás evaluar resultados y buscar estrategias de mejora.

 

Sea cual sea ese objetivo, debes complementarlo con acciones en diversos canales; las redes sociales forman parte de una estrategia global que abarca varios campos de tu empresa y que te llevarán a cumplir tu objetivo general de negocio.

3.      Identifica tu target o público objetivo

 

Al tener claros los objetivos de tu estrategia, podrás definir cuál es el público al que le vas a hablar y el tipo de contenido que vas a ofrecerle.

 

Debes identificar sus intereses, estilo de vida, género, edades, comportamientos, gustos, nivel educativo, redes sociales que más utilizan y otros factores que consideres determinantes para segmentarlo.

 

Una vez recolectes toda esa información, sabrás exactamente a través de qué mensajes, formatos y canales podrás impactar a tu audiencia.

4.      Elige los canales en los que tu marca estará activa

 

Como mencionamos al inicio de esta entrada, el boom de las redes sociales no debe llevarte a crear cuentas en todas ellas. Se dice que calidad es mejor que cantidad, y debes evaluar muy bien en qué tipo de redes puedes encontrar y captar a tu audiencia.

 

Para esto, debes tener en cuenta dos aspectos primordiales:

 

  • El público objetivo que definiste, pues a partir de este perfilamiento, puedes hacerte una idea de cuáles son las redes que estos pueden visitar con mayor frecuencia.
  • Conocer el funcionamiento de las plataformas; así podrás identificar cuáles son las más aptas para tu marca, de acuerdo tanto a tu objetivo de negocio como a tu audiencia. Por ejemplo, si tu negocio es una tienda de ropa, no hay necesidad de estar en Twitter, puesto que esta es una red que exige inmediatez de contenidos, noticias e información. Podrías, por ejemplo, estar en plataformas como Facebook e Instagram, que ya cuentan con tiendas virtuales y espacios específicos para ofrecer tus productos como Marketplace.

 

Veamos una pequeña descripción de algunas de las redes más usadas, para que puedas hacerte una idea:

Facebook

 

Sigue siendo la red social con mayor número de usuarios en todo el mundo; los indicadores más recientes revelan que en enero de 2021, 2.700 millones de personas estuvieron activas en esta red. Por supuesto, todas las marcas quieren estar ahí.  Además, se ha convertido en una excelente opción para impulsar la venta de tus productos, pues te permite crear tu propia tienda virtual.

 

Además, puedes sacarle gran provecho haciendo uso de su plataforma de publicidad, pues, a través de esta, segmentas con gran eficacia el público al que deseas llegarle.

Instagram

 

Es una red social 100% visual, ha tenido un incremento significativo; actualmente cuenta con más de 1.200 millones de usuarios activos al mes, en su mayoría jóvenes entre los 18 y los 34 años. Las marcas llegaron allí para quedarse.

 

Al ser una red social tan visual, es fundamental que, si vas a hacer presencia en ella, cuentes con la calidad de contenido que esta exige garantizando excelentes producciones audiovisuales y de fotografía.

 

Instagram cuenta con una herramienta denominada “stories”, un formato que se ha convertido en su estrella principal, si sabes aprovecharlo al máximo, puedes aumentar significativamente tu alcance.  También puedes vincular a Instagram la misma tienda online que creaste para tu negocio de Facebook.

Twitter

 

Como lo mencionamos anteriormente, esta es la red social a la que la gente llega para informarse sobre lo que está pasando casi en tiempo real, pues funciona con absoluta inmediatez.

 

Twitter es un espacio para generar conversaciones instantáneas y para consumir contenido de manera frecuente. Si tu marca va a estar en Twitter, sí o sí, debes tener algo nuevo que contar cada día. Es muy útil también para fortalecer la atención al cliente, puedes generar conversación directa con tus usuarios y resolver sus dudas e inquietudes de forma personalizada.

LinkedIn

 

Esta es conocida como la red social de los profesionales; cuenta con 728 millones de usuarios activos mensualmente.

Allí encuentras perfiles empresariales de diversos sectores que aprovechan para reclutar profesionales a su medida y para ofrecer sus productos y servicios, especialmente cuando se trata de estrategias B2B. En LinkedIn debes apostar con contenido de calidad, orientado a grupos profesionales que formen parte de tu público objetivo y por supuesto acciones promocionales que te ayuden a visibilizar tu marca.

Pinterest

 

Al igual que Instagram, Pinterest es una red social muy visual, un gran porcentaje de sus usuarios son mujeres, así que, si ellas son tu público objetivo, no puedes pasarla por alto.

 

Esta plataforma es excelente para posicionar tu marca y mostrar tus productos, promover el tráfico a tu sitio web, aumentar la interacción, y ¿por qué no?, hacer que tus pineadores se conviertan en clientes potenciales.

 

Un estudio de eMarketer, reveló que Pinterest es una de las principales redes sociales que influencia en las decisiones de compra de los usuarios, pues allí llegan en busca de ideas e inspiración.

5.      Establece temáticas y formatos de contenido

 

Ya tienes claros tus objetivos, el público al que le hablarás y los canales para llegar a él; ahora tienes que determinar el mensaje y los formatos a usar.

 

Cada marca es un mundo distinto, y con base en ello podrás definir los temas que abordarás en las redes. Lo ideal es ofrecer contenido variado, evitando caer en la monotonía. Elige los temas con el apoyo del director de mercadeo o comunicaciones, y enfócate en todos estos utilizando distintos formatos.

 

Actualmente el rey del contenido es el video y si es en vivo ¡mucho mejor! El formato audiovisual es fundamental en tu estrategia de redes sociales, es la mejor forma de innovar, de contar historias y de ofrecer contenidos que realmente atrapen al usuario en cuestión de segundos. Actualmente, el 81% de las marcas están haciendo videomarketing, según HubSpot. La tuya no debería quedarse atrás.

6.      Define tu estrategia y planifica tu contenido

 

Cuando están listas tus publicaciones, debes definir cuándo y en qué horarios del día vas a hacerlas; no se trata de lanzarlas por activar tu cuenta nada más; todo debe hacerse con base en tu estrategia. En este punto y con base en el análisis que realizaste inicialmente, necesitas crear un calendario de social media en el que determinas cuáles son los días y horas en que tus seguidores están conectados y activos.

 

Con esta información y con tus diversos contenidos, estarás listo para elaborar y programar una “parrilla de contenidos”. Es la lista de mensajes y material gráfico a publicar, donde estableces los días y horarios en que saldrán al aire.

 

Existen muchas herramientas que te pueden ayudar a realizar este calendario de programaciones como Hootsuite, Buffer, SocialGest, PostCorn, entre otras. Incluso, las redes sociales más grandes, ya cuentan con una herramienta para programación como Creator Studio, desde la que puedes programar diferentes formatos de contenidos para Facebok e Instagram o como el calendario de Twitter, que te permite definir las fechas y horas en que serán publicados tus contenidos sin necesidad de salir de la app.

7.      Mide

 

Para determinar la efectividad de tu estrategia, es necesario que definas tus KPI´s. Si hay antecedentes, debes fijarlos con base en estas cifras; si no, el resultado del primer periodo de trabajo será el que tomarás como punto de partida para establecer esta meta.

 

Entre los indicadores de gestión que se miden con mayor frecuencia en redes sociales están:

 

  • Alcance, es el número de personas a las que llegan tus publicaciones.
  • Engagement, el porcentaje de participación de tus usuarios con tus post.
  • Aumento de comunidad, los nuevos seguidores que llegan a tus redes.

 

Con esta base puedes comenzar a pensar en la estrategia de redes sociales con la que le darás ese plus a tu marca; recuerda que las redes sociales son la herramienta perfecta para complementar la estrategia general de mercadeo y comunicaciones que te hará visible frente a tus clientes. ¡Manos a la obra!

Pin It on Pinterest